¿Qué es un contrato de arrendamiento de bienes muebles?

El contrato de arrendamiento de bienes muebles es el documento mediante el cual una persona (llamada arrendador) cede a otra persona (llamada arrendatario) el goce o uso de un bien (equipo médico, vehículos, maquinaria, etc.) por un tiempo determinado y a cambio del pago de una renta.  

Un contrato de arrendamiento debe contener en general:

  • Duración del arrendamiento.
  • Importe y forma de pago de la renta.
  • Uso del bien arrendado.
  • Derechos, obligaciones y responsabilidades de cada parte.
  • Imposición de garantías, en su caso.  

¿Cuáles son las garantías?

El arrendador puede exigir que el arrendatario constituya algún tipo de garantía para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones contractuales (particularmente, el pago de la renta y el deber de conservación del bien). Algunas de las garantías de cumplimiento o pago son:

  1. Fianza: el arrendatario entrega una cantidad de dinero al arrendador para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones. Al finalizar el contrato, si ha cumplido con ellas – como devolver el bien en las condiciones pactadas – esta cantidad le será devuelta. Si no, el arrendador tiene el derecho de retenerla.
  2. Aval o fiador solidario:  puede ser una o varias personas ajenas al contrato de arrendamiento que aceptan comprometerse a saldar las rentas no pagadas en el caso de incumplimiento por parte de arrendatario, por la razón que sea.  En el contrato es necesario identificar a esta(s) persona(s) e incluir su firma.

Es importante mencionar que en los contratos de arrendamiento de bienes muebles, no es obligatorio que el arrendador exija al arrendatario la constitución de garantías.

¿Los bienes arrendados requieren ser asegurados?

Las partes pueden acordar la contratación de un seguro para el bien e incluir una cláusula al respecto, indicando el tipo de seguro contratado o que se deberá contratar, entre otras cuestiones (compañía aseguradora, cobertura mínima, número de póliza, etc.). En el caso de arrendamiento de vehículos este rubro es especialmente importante.

Una vez que haya mutuo acuerdo de las partes en cuanto a la redacción de los términos del contrato, este debe ser firmado por el arrendador (la empresa financiera en cuestión) y el arrendatario (persona física o moral). Asimismo, en caso de constituirse un aval o fiador solidario, este también tiene que firmar el contrato.

Para una mayor seguridad, las firmas deben aparecer en la sección final del documento y en cada borde de página, incluyendo las páginas de los anexos que se pudieran adjuntar y que forman parte del contrato.

Es importante firmar el documento al menos en dos ejemplares (tres, si existe aval o fiador solidario), para que cada una de las partes conserve una copia.

Legislación aplicable

En México la reglamentación vigente para regular el arrendamiento es la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *