¿Factoraje o arrendamiento?

Si deseas emprender un negocio, montar tu consultorio médico, poner una fábrica, hacerte de una flotilla, modernizar tu empresa, etc., hay dos figuras que pueden ayudarte:  el factoraje y el arrendamiento.

La primera te ayuda a obtener capital de trabajo a partir de la recuperación de cuentas por cobrar, mientras que el segundo es una opción excelente para acceder a equipamiento, maquinaria, mobiliario y vehículos nuevos con múltiples ventajas.

Dependiendo de tus necesidades, podrás optar por la alternativa más adecuada. He aquí un resumen de lo que tienes que saber:

Factoraje

¿Tienes buenos clientes pero tardan mucho en pagarte y eso limita tus posibilidades de crecimiento? ¿Tardas más en recuperar tus cuentas por cobrar que en pagar a tus proveedores?

El factoraje financiero es un mecanismo mediante el cual una empresa puede acelerar la recuperación de su cartera de cuentas por cobrar mediante el descuento de sus facturas ante una institución financiera (la empresa de factoraje), lo cual le otorga liquidez.

Funciona de la siguiente manera: tienes una factura (título de crédito) pendiente por cobrar ante tu cliente en un determinado periodo, por ejemplo 90 días. La institución especializada de factoraje analizará la solvencia de tu empresa y de tu cliente, a quien ellos le cobrarán. Si el trato es viable, te indicarán cuál es la tasa de descuento que le aplicarán a tus facturas, les entregas los documentos, te pagan el monto acordado y ellos recuperan la deuda cobrándole directamente al cliente.

 

VENTAJAS

ASPECTOS A TOMAR EN CUENTA

Inyecta liquidez a las empresas al agilizar el cobro de la cartera de deudores.

Dado que se trata de la gestión de cuentas por pagar, no debe considerarse como un mecanismo de financiamiento a largo plazo.

Es un financiamiento dirigido, no  un crédito.

La institución financiera puede seleccionar las cuentas por pagar, dependiendo de varios factores de elegibilidad.

La operación no representa un pasivo bancario, sino una deuda comercial.

Permite recibir anticipos de los créditos cedidos a la empresa de factoraje, la reducción del endeudamiento de la empresa contratante y el saneamiento de la cartera de clientes.

 

Arrendamiento

Esta opción como sabemos es un esquema de crédito mediante el cual pagas una cantidad mensual por utilizar determinado activo físico. Firmas un contrato por un plazo específico y al término del mismo puedes optar por adquirir el o los bienes, renovar el contrato o volver a estrenar.

En Lease For U estamos convencidos de que es un mecanismo ideal para impulsar la modernización y competitividad de las PYMES y los profesionistas independientes.

 

VENTAJAS

ASPECTOS A TOMAR EN CUENTA

Permite mantener el flujo de caja y el capital de trabajo.

No implica desventajas ni riesgos en ninguna de sus modalidades.

Libera líneas de crédito y facilita el acceso inmediato a equipo y tecnología nuevos.

Te da la posibilidad de tener equipo de vanguardia 100% respaldado por el arrendador en garantías y mantenimiento, lo cual te exime de tener que invertir tiempo, dinero y esfuerzo en estos asuntos.

Es totalmente deducible, pues se registra como un gasto y no como un activo.

Te ofrece la posibilidad de usar el bien y adquirirlo al término del contrato o prorrogar el plazo del mismo.

Se pueden deducir los gastos relacionados con los activos arrendados, como mantenimiento, refacciones, servicios, gasolina, seguros, entre otros.

Para Lease For U el arrendamiento es mucho más que una alternativa de financiamiento, es una estrategia integral para la gestión y renovación de activos que genera un impacto positivo directo en la productividad, liquidez y solidez financiera de las personas y de las empresas medianas y pequeñas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *