Diferentes formas de financiar tu pyme

Tener el capital necesario para poder realizar un proyecto, iniciar operaciones, lanzar un nuevo producto, expandir el negocio o, inclusive, internacionalizarse, es uno de los mayores retos para cualquier empresa, pero especialmente para las pymes.

Para ellas, a la hora de buscar dinero existen diferentes alternativas de financiación, desde las más tradicionales hasta las más novedosas.

Las opciones son:

  1. Recursos propios.
  2. Préstamo o crédito bancario.
  3. Financiación colectiva o masiva (crowdfunding, crowdlending y crowdsourcing).
  4. Ampliación de capital (buscar socios).
  5. Business Angels (un inversor que apuesta por la empresa y aporta capital y conocimientos).
  6. Empresas de capital de riesgo o venture capital.
  7. Subvenciones y ayudas.
  8. Concursos y premios.
  9. Emisión de deuda (bonos).
  10. Sociedades de garantía recíproca (SGR)
  11. Leasing, renting y factoring

De este último rubro es el del que nos ocuparemos en este artículo.

Leasing, renting y factoring, más que formas clásicas de financiación, son fórmulas financieras que te permitirán mejorar el circulante, evitar grandes gastos y en general mejorar la situación económica de tu empresa.

Así funciona cada uno:

Leasing:

es un contrato de arrendamiento con opción de compra. Se establece un periodo de disfrute del bien y transcurrido este periodo puedes optar por comprarlo, pagando una cuota residual, renovar el contrato de arrendamiento o devolverlo. ¿Quieres saber qué bienes se pueden arrendar?

Renting:

es similar al leasing, ya que también es un arrendamiento, solo que en este caso no existe opción de compra. Además, todos los servicios relacionados con el uso del bien se incluyen en la cuota de arrendamiento.

Factoring:

es un contrato a través del cual el empresario transmite los créditos comerciales a un tercero -generalmente una entidad de crédito-, para que se encargue de gestionarlos, financiarlos, garantizarlos y hacer con ellos lo que considere oportuno.

 

Para Lease For U el arrendamiento puro es mucho más que una alternativa de financiamiento. Lo que te ofrecemos es una estrategia integral para la gestión y renovación de tus activos que generará un impacto positivo directo en la productividad, liquidez y solidez financiera de tu pyme o de tu práctica profesional.

Un resumen de las ventajas del arrendamiento:

  • Se puede financiar el 100% de la inversión.
  • Estas operaciones no forman parte del riesgo comercial financiero a efectos bancarios porque no se ha comprado el bien.
  • Se pueden obtener importantes ventajas fiscales, ya que las rentas de la maquinaria, vehículos o equipo pueden deducirse como gasto y se puede diferir el I.V.A.
  • Gran flexibilidad y rapidez para obtener una renovación tecnológica de los bienes arrendados.

En Lease For U, nuestro propósito es ayudar a nuestros clientes a proyectar un mejor futuro y comprometernos sinceramente con el logro de sus objetivos.  

Si necesitas asesoría, con mucho gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *